Historietas argentinas en la biblioteca nacional iii

ISBN: 978-987-1741-49-6

Año:

20x28 cm Páginas: 148

Editorial:

Historietas argentinas en la biblioteca nacional iii

Autorx: AA.VV.


Prólogo

La historieta —y esta no es la primera vez que escribo sobre el tema en publicaciones de la Biblioteca Nacional-, nos lleva a formas del relato que siguen siendo el alma de la razón ficcional contemporánea. En primer lugar, parecerían ser sólo formas de desguace de la escritura elevada, de la herencia que nos traen las invenciones novelísticas que van desde la epopeya clásica a la novela moderna, de los pictogrifos en primitivas cavernas a las imágenes del cine. Pero en realidad pueden considerarse la más reciente investigación de la sociedad de masas, sobre los principios constitutivos de todas las formas de narración y articulación entre imágenes y textos. De ahí que se tomen viejas leyendas (cuyo eje es el sacrificio individual del héroe), los géneros de la vida industrial (ciencia-ficción), los relatos de la crisis de las oscuras instituciones del capitalismo (el género policial), o nuevas interrelaciones entre imagen y escritura, que desde hace milenios se buscan y se encuentran, se separan y se alejan, en un diálogo que tiene una severa antigüedad y que en los tiempos recientes dieron origen a la gran prensa de masas (que a comienzos del siglo XX establece los principios más o menos persistentes de la historieta), o del cine, que por fin amalgama imagen, música y voz, sin que esa espectacular fusión, que hubiera sido la consagración y sacrificio final de la historieta, la hiciera desaparecer. Por el contrario, la ha reanimado, pues la historieta pertenece a un tipo especial de relato en estado de búsqueda de sus complementos: del dibujo al personaje, del personaje a la acción, de la acción al diálogo. Todos principios que integrados, desaparecen en la magna fusión de las artes, sea la pintura, sea el cine, sea el proyectismo arquitectónico, sea el simple acto de narrar un cuento oralmente. Sin embargo, la historieta es el culto al arte de narrar, capaz de detenerse un minuto antes que empiece el cine o un minuto después que parezca haberse agotado la novela. Deja en pie a todas las artes y las visita con su aire desenfadado, de todas toma un poco y despreocupadamente, se presenta como una forma de la ingenuidad artística cuando es la que puede encerrar, en la potencia de su origen, todas las evocaciones que actúan en la cabeza de la humanidad -desde hace siglos— cuando se tratan asuntos que no pueden ser sino fantásticos: la caída de los ídolos, la urdimbre indescifrable de la vida, la reparación posible pero inconclusa de sus desperfectos. Todas estas cuestiones que percibo están presentes, una vez más, en el concurso de historietas que realiza la Biblioteca Nacional junto a la Comisión Nacional de Bibliotecas Populares.

Horacio González, Director de la Biblioteca Nacional


800 ARS

Fuera de stock